Un gigante cónico perfecto. Así es el Volcán Arenal, uno de los más visitados de Costa Rica que desde 1968 no ha parado de mostrar su furia

Costa Rica es el país de los volcanes y uno de los más visitados y reconocibles es sin lugar a dudas el Volcán Arenal. Ubicado junto a la bonita localidad de La Fortuna de San Carlos, este gigante que parece el “volcán perfecto” por su armoniosa forma cónica, está incluido en la mayoría de circuitos turísticos por el país centroamericano. Como nosotros fuimos a Costa Rica por librelo incorporamos en el itinerario tras visitar San José y el Volcán Poás. Pasamos dos noches en uno de los muchos hoteles que hay en La Fortuna y de esta manera nos dio tiempo a conocer el Volcán Arenal y la Catarata de La Fortuna, dos de los mayores atractivos de la zona. Nos quedó pendiente la visita a unas termas, algo muy típico también en este rincón de Costa Rica. Las de Tabacón y Ecotermales son las más famosas, aunque eso será para una próxima ocasión.

Vista del Volcán Arenal desde el aparcamiento
Vista del Volcán Arenal desde el aparcamiento

Como en todos los parques nacionales de Costa Rica, el del Volcán Arenal también se puede recorrer con guías locales. A nosotros nos lo ofrecieron en el propio hotel, pero decidimos hacerlo por nuestra cuenta después de haber leído algunas recomendaciones de otros viajeros. Del mismo modo que en el Parque Nacional Manuel Antonio sí aconsejo contratar un guía que permita disfrutar de la fauna existente, en el Volcán Arenal no aporta demasiado. Entre otras cosas porque no es un lugar muy prolífico en cuanto a fauna se refiere y además cuenta con un sendero señalizado que se puede recorrer por libre sin ningún tipo de problemas. Quizás lo que sí podría merecer la pena es realizar alguno de los tour nocturnos que se ofrecen, donde existe la posibilidad de contemplar a la famosa rana de ojos rojos de Costa Rica. En nuestro caso fue imposible hacer una de estas rutas puesto que cada día al caer la noche comenzaba a llover sin cesar, como ocurre en el país durante la estación lluviosa.

Frondosa vegetación vista desde el sendero de El Ceibo Volcán Arenal
Frondosa vegetación vista desde el sendero de El Ceibo

Como el Parque Nacional Volcán Arenal abre a las 8:00 horas y cierra a las 16:00 horas, lo mejor es madrugar y pasar toda la mañana allí. Para ello hay que recorrer los 18 kilómetros que separan La Fortuna de San Carlos de la entrada del parque por una carretera bastante aceptable. El viaje es agradable puesto que se realiza en un entorno natural privilegiado.

La entrada al Volcán Arenal cuesta 15 dólares e incluye el aparcamiento en una zona habilitada que también cuenta con aseos. Antes de aparcar lo mejor es acudir con el vehículo hasta el mirador principal del volcán, donde se puede ver la magnitud de esta joya de la naturaleza. En nuestro caso tuvimos muy mala suerte ya que las nubes tapaban prácticamente la mitad del gigante cónico. Esta circunstancia desluce bastante el paisaje, pero por desgracia ya estábamos acostumbrados porque vivimos esa misma experiencia negativa en el Volcán Poás donde la niebla nos impidió ver su espectacular cráter.

Deja un comentario